Equipos de protección individual. ¿cuáles son los más importantes?

Equipos de protección individual

Cuando pasas cerca de una obra, seguramente te fijas en algunos elementos que llevan los obreros, como los cascos o los guantes. Estas prendas o dispositivos, denominados equipos de protección individual (EPI), sirven para proteger a los profesionales y proporcionarles seguridad.

Debes saber que son de uso obligatorio para todo aquel que trabaje en una obra o esté en ella. Hay muchos elementos de protección, pero vamos a mostrarte los más usados y los que pueden considerarse como imprescindibles.

Para la cabeza

Seguramente, el casco es el objeto más conocido. Aunque su finalidad es la misma, la protección de la cabeza, los hay de varios tipos en función de los riesgos a los que puede estar sometido el trabajador. Pueden ser resistentes a electricidad, altas temperaturas, deformaciones laterales, impactos…

Ocular y facial

Sirven para proteger el rostro de agresiones mecánicas y otro tipo de riesgos, como, por ejemplo, las salpicaduras químicas. En función del tipo del protector ocular, es posible encontrar:

  • Gafas de montura universal, las cuales te protegen contra agresiones mecánicas y radiación.
  • Gafas con montura integral. Estas te otorgan protección frente a gases y vapores.
  • Pantallas faciales que cubren todo el rostro. Pueden ser de malla o transparentes. En función del material, las hay de plástico, policarbonato o metálicas.

Protección respiratoria

Su función es evitar los daños ocasionados por vapores, gases u otras partículas. Son mascarillas o máscaras y se recomiendan en trabajos de soldaduras, movimientos de tierra, corte de piedra o asfaltados. Entre los principales tipos, puedes encontrar autofiltrantes, semimáscaras, completas o con aporte de aire.

Protección auditiva

Los tapones y las orejeras sirven para proteger al trabajador de los ruidos elevados y evitar los daños auditivos que puedan ocasionarle.

Protección para las manos

Como puedes imaginar, las obras implican varios peligros para las manos: quemaduras, cortes, roces, electricidad, golpes… Por este motivo, existen diferentes tipos de guantes en función del riesgo a evitar.

Los más usados son los de protección mecánica. Suelen ser de cuero y, sobre todo, se utilizan para la manipulación de materiales. Además, existen guantes aislantes de látex (para trabajos eléctricos), de protección química, para soldadores y de protección contra las bajas temperaturas.

Equipos de protección individual

Protección de los pies

Cuando se trabaja en una obra, existen numerosos riesgos imprevistos para los pies (caída de objetos pesados, quemaduras, riesgos eléctricos, pisar una punta, etc.). Para evitarlos, es imprescindibleutilizar un calzado de seguridad provisto de una puntera reforzada y de una plantilla protectora.

Contra caídas

Los trabajos en altura son bastante frecuentes, por ejemplo, en un andamio, en un tejado o en una cubierta. Para evitar posibles daños, es fundamental disponer de sistemas de retención y de parada de caídas.

En conclusión, es fundamental que utilices los equipos de protección individual si vas a desarrollar una actividad en un sitio de riesgo. Al mismo tiempo, también es muy importante que tanto los trabajadores como los profesionales dedicados a la prevención de riesgos laborables conozcan y sepan cómo usar todos estos equipos para evitar accidentes y daños.

× ¿Cómo puedo ayudarte?